El problema de no mancharse las manos con sangre ajena es que alguien se las manche con la nuestra.

Aporrear a los desviados

02/07/2007

Si los desviados comienzan a manifestarse, habrá que aporrearlos

Wojciech Wierzejski, diputado de la Asamblea Nacional de Polonia.

Visto en Mi Otro Diario, un blog mucho más que muy recomendable.