El problema de no mancharse las manos con sangre ajena es que alguien se las manche con la nuestra.

¿Cuáles son los límites de la manipulación?

28/06/2006

Pinchen, pinchen en la imagen que me ha mandado Joan.