En Twitter, todos somos unas ratas, pero en la calle unos somos moralmente superiores a otros.

Henry Driver ama a Laura

14/02/2008