El problema de no mancharse las manos con sangre ajena es que alguien se las manche con la nuestra.

República

20/06/2010

Algún día, la República será un hecho, y no sólo una palabra que empiece por «erre». Ese día se joderán vivos el Instituto Cervantes, Carmen Caffararell y el Rey, en cuya familia en pleno me cago, por si sirve de algo.

¡Viva la República!