Yo siempre tengo razón. Sólo me equivoqué una vez: predije que me equivocaría, y no fue así.

Una lección de sectarismo

18/05/2005

A éste a sectario no le gana ni Paco Frutos.