Bueno, antes o después volveremos a intentar romper España, y con más brío, si cabe…

Una lección de sectarismo

18/05/2005

A éste a sectario no le gana ni Paco Frutos.