El problema de no mancharse las manos con sangre ajena es que alguien se las manche con la nuestra.

Wikileaks

07/12/2010

Visto en donde doña Reyes.